Noticias sobre Salud

« Back

Entrevista a Jesús Montero, especialista español en Burnout

Hay un síndrome alarmante en Occidente. Se estima que afecta alrededor de un 20% de los estudiantes y, en algunas profesiones, asciende al 60% de prevalencia. Científicamente, se viene estudiando desde hace alrededor de 40 años, quizá en la última década con más intensidad y resultados.
Se llama Burnout y es un mal típico de nuestra época. ¿La causa? El estilo de vida. ¿La manifestación? La persona afectada experimenta la sensación de que los esfuerzos que vuelca en su trabajo no se ven recompensados en la misma medida, lo que le produce un enorme malestar que deriva en el desarrollo del síndrome. 
 
Ser Médico tuvo la oportunidad de conversar con el especialista español Jesús Montero Marín, de la Universidad de Zaragoza, quien estará ofreciendo una conferencia sobre esta temática el próximo sábado en el Hospital de Clínicas. 
 
¿En qué consiste el denominado Burnout?
 
Es un síndrome de desgaste: falta de ilusión, de horizontes laborales, como resultado de haber padecido situaciones de estrés crónico. Lo padecen trabajadores que no tienen herramientas para afrontar las situaciones de estrés y finalmente lo que hacen es desarrollar actitudes para protegerse de ese ambiente hostil que es el trabajo. Se sienten agotados e incompetentes.
 
¿Cómo se manifiesta?
 
Los síntomas son muchísimos: están relacionados a la depresión, problemas con el sueño, dolores musculares, gastritis, alergias, adicciones. 
 
¿Cuáles son los perfiles de los afectados?
 
Hemos desarrollado instrumentos  de medida para poder valorar tres diferentes perfiles o estados de burnout:
 
Perfil frenético. ¿Ignoras tuspropias necesidades por cumplir con las demandas del trabajo?
Éste se caracteriza por una gran implicación en el trabajo, enormes ambiciones y la sensación de estar perdiendo salud y vida personal. 
 
Perfil sin desafíos.  ¿Tegustaría desempeñar otro trabajo en el que pudieras desarrollar mejor tu talento?
Son trabajadores que no se sienten identificados con su puesto: les resulta indiferente y se aburren. 
 
Perfil desgastado.¿Te rindes como respuesta a las dificultades en el trabajo?
Los afectados sienten que no se reconocen sus esfuerzos en el trabajo, que no tienen control sobre los resultados y finalmente optan por ser negligentes y abandonar frente a las dificultades y el estrés. 
 
¿Cuál es la situación a nivel mundial en este sentido?
 
Es un síndrome que está creciendo. Casi podríamos hablar de una epidemia. Hay profesiones en las que la prevalencia de porcentaje de afectados es elevadísima. 
 
En determinados profesionales, la prevalencia puede alcanzar el 60% y ya en la etapa universitaria se ha observado que en ocasiones asciende a un 20%.
 
En la sanidad y la educación la prevalencia es enorme. También en otras profesiones en las que se atiende a personas. Por lo general, en las relaciones interpersonales -si no se logra conducirlas bien- pueden llegar a ser muy estresantes.  
 
¿En qué consiste el tratamiento?
 
Las intervenciones pueden ser a nivel organizativo: con programas de desarrollo organizacional; programas de retroalimentación a la hora de hacer las tareas; organización del trabajo; facilitar las relaciones interpersonales entre compañeros, desarrollando y promoviendo las habilidades sociales, la comunicación, etc. 
 
También se pueden realizar estrategias interpersonales para poder sobrellevar esos estados de estrés. 
 
¿Cuáles son las consecuencias?
 
Hay consecuencias a nivel individual, pero también para la organización: la atención y trato a los clientes o pacientes disminuye en calidad, aumentan las bajas laborales, aumenta el número de rotaciones, ausentismo. 
 
¿Cuál es la situación en Uruguay?
 
Estamos realizando una colaboración con la Universidad de la República y la Universidad Católica. La idea es generar una validación del instrumento de medida aquí en Uruguay para que puedan evaluar el síndrome de burnout. 
 
Jesús Montero Marín es investigador en la Universidad de Zaragoza y doctor del Departamento de Psiquiatría de dicha institución. Estudió Psicología Clínica, Educación Física y Antropología Social y Cultural. Ha realizado diversas publicaciones en relación al estrés laboral y el síndrome de burnout. Entre sus intereses también figura la actividad física como forma de liberar tensiones, estrés y ansiedad.  Su área de especialidad es la psicometría: el desarrollo de instrumentos para medir aptitudes o comportamientos o estados mentales en general.