Noticias sobre Calidad

« Atrás

Se firmó acuerdo por laudo único de nefrología en IMAEs

Finalmente, luego de varios meses de negociación se firmó el acurdo que define el laudo para la especialidad de nefrología en Institutos de Medicina Altamente Especializados en todo el país.

El acuerdo establece remuneraciones mínimas para el Valor Hora por actividad presencial y Valor Hora de Guardia de Retén para Centros de Diálisis y Trasplantes. Estos valores regirán a partir del día 1 de enero de 2017 y ya incluyen el aumento del 3,5% previsto para el sector en el Convenio Colectivo del 9 de octubre de 2015.

Las remuneraciones mínimas indicadas se incrementarán en lo sucesivo, en los porcentajes y oportunidades en que se reajusten las remuneraciones de los trabajadores médicos del Grupo 15 de Consejo de salarios.

Se crea una Comisión Tripartita integrada por el Ministerio de Trabajo, delegados de las empresas y el Sindicato Médico del Uruguay, para monitorear las condiciones en que se desarrolla la actividad de los médicos nefrólogos de Centros de Diálisis y Trasplantes y evitar que se configuren situaciones de dependencia encubierta.

El acuerdo incluye una cláusula por la cual se levantan las medidas gremiales que la Sociedad Uruguaya de Nefrología había implementado en el marco de la negociación ante la falta de avances de la misma en los últimos dos meses.

Se prevé que cualquier otra situación conflictiva en el futuro sea comunicada a la otra parte y se trate en una comisión bipartita y en caso de no llegar a un acuerdo sea sometida a la consideración del respectivo Consejo de Salarios.

Según la Sociedad Uruguaya de Nefrología, este laudo que se establece por primera vez en la historia, y "reposiciona la remuneración de los nefrólogos en un nivel acorde a la media de las demás especialidades médicas con similar tipo de actividad".

El Dr. Alejandro Ferreiro, quien participó del proceso de negociación como Presidente de la Sociedad Uruguaya de Nefrología dijo a Ser Médico que "el proceso de negociación fue muy laborioso, pasando por etapas de estancamiento dada la ausencia de definición de las empresas, limitaciones impuestas por MEF y MSP, y condicionamientos externos como el acuerdo de aranceles para las técnicas entre MEF, FNR y AIMAEs".

Ferreiro se refirió también a algunos aspectos que quedaron en evidencia en todo este proceso como "la enorme heterogeneidad de las empresas empleadoras, (cerca de 40 empresas: prestadores integrales de salud de Montevideo e Interior, centros de diálisis privados individuales, centros de diálisis integrantes de corporaciones o multinacionales), con concepciones diferentes, y diferentes estructuras de costos".

Consultado por el balance sobre el acuerdo firmado, Ferreiro declaró que se "deja a un sector de la actividad nefrológica, que es el que emplea a la mayoría de los nefrólogos (y no tenía prácticamente regulación laboral), con marcos de referencia en lo general y particular que podrán servir como referencia para otros sectores de la actividad. Deja también a una SUN mucho más unida, con aprendizaje gremial y organizacional, y un mejor posicionamiento para el futuro".

Asimismo Ferreiro destacó el "apoyo y asesoramiento permanente del SMU a través de su Unidad de Negociación, de alto perfil profesional, con apoyo legal, comunicacional, e involucramiento directo y permanente en el proceso de negociación".